Kurt Wagner

Description:

Retornado Nº:

1414

Fecha de Desaparición:

6 de Agosto de 1946

Poderes:

Teleportación

Bio:

Historia:

Mi nombre es Kurt Wagner  y nací en Hamburgo hacia 1930 en el seno de una familia alemana de clase media alta. Mi padre Freud Wagner y mi madre Narsa Von Batert se conocieron y casaron posteriormente allí.  Yo nací el primero de los 3 hijos junto con mi hermana  y hermano. Aunque no viví muy de lleno los problemas que Alemania paso durante estos años de paro, inflación y disputas políticas. Gracias en gran medida a que mi padre formaba parte del ejército alemán y no estaba mal pagado. Mi madre era la menor de una familia adinerada de Hamburgo. Los años pasaron felices, aunque mi padre tenia temporadas de falta por maniobras militares, mi madre se las apañaba muy bien con nosotros. Cuando cumplí 12 años se organizo una fiesta muy grande en mi casa, pues mi padre se presento a oficial de rango en el ejército y le fue concedido. Le nombraron Comandante del 1 regimiento de blindados de Hamburgo.

Así fue como desarrolle esa curiosidad por el ejercito, las historias de mi padre, los relatos de las maquinas y sobre todos las excursiones al cuartel para ver los tanques.
Todo iba viento en poca asta un año mas tarde.

Al año siguiente el partido nacionalsocialista subió al poder, con Hitler al frente. Todos los desordenes, los malos tragos de las gentes,  todos terminaron votando a la ultraderecha.
Aunque mi padre era reticente a que esta gente gobernara, al final cambio de idea, visto los nuevo privilegios y equipamientos modernos que les otorgo el gobierno.
Pero las cosas empezaron a empeorar, en la escuela cada vez los profesores eran mas radicales, la radio había mas programas de proclamas al gobierno, algún amigo  de la escuela judío de nacimiento se le expulso.

Yo no entendía por que un gobierno que estaba mejorando tanto el país, podía ser tan radical y tratar tan mal a la gente dependiendo de sus creencias. Lo mejor fue cuando mis propios amigos empezaron a culpa a los judíos, aunque no decía nada me apenaba mucho. Ya que no creía que ellos tuvieran la culpa de los que pasaba al país.
La cosas se complicaban mas y mas contra mas avanzaba el tiempo, la gente cambio, había miedo, odio y mucha incertidumbre. Parecía que contra mas carreteras, edificios y mejoras de hacia peor se comportaba el mundo y llego el momento de los militares. Se les empezó a ver muy a menudo, además mucha gente quería unirse al ejército. Buena paga, beneficios y como no servir al Futhrer.

Al poco de la movilización de los judíos según la Gestapo: "campos de trabajo adecuados". Estallo la guerra, invadimos Polonia  aunque dijera los contrario las radios. Mi padre fue llamado a filas y partido al frente. Mi madre se quedo muy mal, mis hermanos igual aunque yo sabía que el deber de un soldado es estar con su país, pese a que sea una mala dirección la que toma.
El tiempo fue pasando lentamente, los primeros partes de la guerra fueron buenos, conquistábamos y seguíamos adelante.  Al poco Francia y Inglaterra se unieron en contra nuestra, a pesar de sus esfuerzos les ganamos terreno a marchas forzadas. Mi padre cada cierto tiempo, volvían del frente de permiso.  En la ciudad la cosa parece que mejoraba los militares estaba de muy buen humor, ganaban y conquistaban sin piedad.

Parecía como si las cosas fueran a salir a la manera del parido. Pasado el tiempo en la escuela el profesor nos apunto por votación máxima a las juventudes de hitler. Una manera apestosa de decir que odiábamos a todo aquel que no era alemán o ario. Nuevos uniformes, una felicitación de las autoridades. El mundo se volvía loco por momentos, ¿como toda la gente que conocía se había vuelto tan extremista?. Poco podía hacer, si no aceptaba me marginarían nadie me hablaría y en el peor de los casos me pegarían.
Total trague lo que no me gustaba, además en mi casa me decían que mejor que fuera así o nos verían mal.

En el ultimo verano, cerca de cumplir los 16 años nos llevaron al campamento militar, no era militar en si. Pero nos instruían en las bases del ejército, formar filas, seguir la marcha, sobrevivir en la naturaleza. Ese es mi último recuerdo más o menos feliz, pues al poco  la guerra fue a peor cada día salían trenes cargados de soldados al frente, las oficinas de reclutamiento estaban buscando soldados cada vez más jóvenes. Aunque cumplí los 16 años, no fue muy halagador. Pues al par de meses, había reclutamiento obligatorio y yo por estar apuntado a las juventudes me llevaron a la fuerza.

Mi padre intento lo imposible por evitar el reclutamiento, pero incluso para el estaba fuera de jurisdicción. Dos semanas más tarde estaba de entrenamiento intensivo. Cuando termine, nos mandaron al frente que estaba en las afueras de París. La ciudad era un caos, bombardeos, disturbios, muchedumbres enfadadas y ese nuestro trabajo sofocar todos esos focos de resistencia.

Poco duro al cuarto día mientras patrullaba por la noche la cual estaba tranquila, bastante sospechoso a pesar del ruido normal. Solo recuerdo una luz, creí que era un avión ergo intente cubrirme pero no sirvió......

Kurt Wagner

Días del Futuro Pasado greatkithain dragon